El aumento de las ventas de la píldora postcoital no supone una reducción del número de abortos

El aumento de la ventas de la pildora postcoital no ha supuesto una reducción del número de abortos en nuestra región. Es más, el año pasado, las clínicas acreditadas para las interrupciones voluntarias del embarazado han notado un repunte de estas intervenciones en el Principado.

Desde que la píldora se puede adquirir sin receta en las farmacias, ha duplicado ventas en Asturias. De las 3.900 unidades de Norlevo vendidas en 2009 han pasado a casi 9.000 el año pasado. Es un dato de COFAS, que ha constatado que en 2010 se doblaron las ventas de estos anticonceptivos de emergencia.
Hasta septiembre de 2009, sólo se podía adquirir con receta médica, gratis. Obtenerla ahora, sin preguntas, cuesta 18 euros.
Ha aumentado la venta de pildora postcoital en las farmacias, y paradógicamente se han incrementado en un 20 por cientos los abortos en las clínicas asturianas durante el año pasado. Por ejemplo, en el quirófano que muestran las imágenes se han intervenido a más de 550 mujeres.
Es una estimación. La Asociación de clínicas acreditadas para hacer las interrupciones de los embarazos en Asturias, ACAI, calcula que el año pasado han practicado unos dos mil abortos, frente a los 1.650 de 2009.
Por contra, los abortos han descendido en España. ACAI vincula esta reducción a la crisis económica, que ha provocado un descenso en el número de inmigrantes. Más de la mitad de las interrupciones voluntarias del embarazo que hay en nuestro país son de mujeres extranjeras.

Los comentarios están cerrados.