Rechazo a la reforma de la ley de aborto

Como no podía ser de otra forma, desde distintas instituciones, asociaciones y organismos que luchan por los derechos civiles y sanitarios, se manifiestan totalmente en contra de la reforma de la ley de aborto aprobada por el partido en el gobierno el pasado 15 de junio. Una reforma innecesaria con la que las mujeres menores de 18 años se verán abocadas a someterse a abortos clandestinos e inseguros.

Como aseguran desde la SEC (Sociedad Española de Contracepción) “impedir que las menores de edad interrumpan el embarazo sin permiso de los padres es un insulto más a las mujeres, que se fundamenta en datos falsos”.

Sobre el total de 108.690 abortos declarados en 2013, unas 400 menores interrumpieron la gestación sin conocimiento de sus padres, una cifra muy que nada tiene que ver con la mayoría que menciona el Partido Popular para justiciar su reforma.

Desde la SEC se reclama que no se reforme la ley actual y que se desarrolle de una manera definitiva su título primero que, bajo la firma “De salud Sexual y Reproductiva”, aborda de manera “coherente” todos los elementos para la prevención de embarazos no deseados, el desarrollo de una sexualidad sana y responsable, no por ello menos placentera, y la prevención de infecciones de transmisión sexual.

También desde la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) han publicado un comunicado manifestando su rechazo a esta reforma.
http://www.fadsp.org/index.php/sample-sites/manifiestos/1086-ante-la-reforma-del-aborto-para-las-menores-aprobada-en-el-congreso-de-diputados-a-propuesta-del-grupo-parlamentario-del-pp

Desde la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI), su presidenta, Francisca García, denuncia que esta reforma es “innecesaria” ya que se legisla sobre una excepcionalidad, y que vulnera el derecho a la maternidad. Según los estudios realizados por ACAI solo una de cada 10 menores acude sola a interrumpir su embarazo, y eso ocurre cuando existen motivos relacionados con el desamparo, familias desestructuradas, tienen padres enfermos, en la cárcel o son totalmente contrarios al aborto, también inmigrantes que se encuentran solas en el país.

Es por todo eso que a su juicio y en opinión compartida por diversos organizaos como Amnistía Internacional “reimplantar el requisito del consentimiento paternal previo no protege a la menor, ya que en los casos de las que se analizaron al realizar el estudio se ha mostrado inviable, por eso manifiesta que “la menor no acudirá a sus tutores ni al juzgado, lo evitará o buscará la salida en la clandestinidad”.