Sanidad recuerda seguir los prospectos de las píldoras anticonceptivas

Europa Press | Madrid

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha informado a profesionales sanitarios y usuarias de los anticonceptivos orales de última generación que sigan las instrucciones de la ficha técnica y el prospecto de estos medicamentos para “garantizar su uso seguro”.

Así lo ha anunciado después de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, en sus siglas en inglés) haya informado de que va a revisar, a petición de las autoridades sanitarias francesas, la seguridad de estos anticonceptivos para ver si es necesario restringir su uso sólo a aquellas mujeres que no pueden usar otros métodos.

Dicha revisión, según recuerda la AEMPS en una alerta informativa, “no está motivada por nuevos datos ni existe actualmente ningún motivo para modificar los tratamientos en curso”.

Los anticonceptivos orales combinados de tercera y cuarta generación son aquellos que contienen como progestágeno los siguientes principios activos: desogestrel, gestodeno, norgestimato, drospirenona o nomegestrol.

Su seguridad ha sido revisada “de forma continua” por las Agencias de medicamentos de los países de la Unión Europea, según la AEMPS, si bien su uso “conlleva un riesgo muy poco frecuente de tromboembolismo venoso es un hecho ampliamente conocido”.

Aunque esta información está incluida en la ficha técnica y los prospectos de los diferentes anticonceptivos, la EMA evaluará si la información actualmente proporcionada en las fichas técnicas y los prospectos es “suficiente para que los profesionales sanitarios y las usuarias puedan tomar la mejor decisión sobre su tratamiento”.

Adicionalmente, la AEMPS informa de que también se evaluarán los medicamentos que contienen acetato de ciproterona en combinación con estrógenos. Estos medicamentos actúan como anticonceptivos si bien su indicación autorizada se encuentra restringida al tratamiento de determinadas formas de acné, hirsutismo y alopecia androgénica en mujeres, y no deben administrarse solamente con fines de anticoncepción.