Organizaciones sociales uruguayas inician defensa de la ley de aborto

Algunos legisladores de la oposición con el apoyo de grupos de organizaciones contrarias al aborto juntaron meses atrás 52.000 firmas para iniciar un proceso de consulta popular. EFE/Archivo
Montevideo, 6 jun (EFE).- Una veintena de organizaciones sociales iniciaron hoy una campaña de defensa de la ley que despenalizó el aborto en Uruguay, a dos semanas de una consulta popular que busca derogarla.
“Luchamos mucho tiempo para lograr una ley que proteja a las mujeres cuando deciden interrumpir un embarazo y para que puedan hacerlo en condiciones seguras y dignas”, destacó a Efe Lilian Abracinskas de la organización Mujer y Salud en Uruguay (MYSU), una de las organizaciones convocantes.
La campaña “en defensa de los servicios de aborto legal y seguro” se denominada “Ante la consulta para derogar la ley de interrupción voluntaria del embarazo: Yo no voto ¿Y Vos?” y se lanzó en el paraninfo de la Universidad de la República.
Algunos legisladores de la oposición con el apoyo de grupos de organizaciones contrarias al aborto juntaron meses atrás 52.000 firmas para iniciar un proceso de consulta popular.
Tras validar las firmas, la Corte Electoral convocó para el 23 de junio a los ciudadanos que lo deseen para pronunciarse en las urnas sobre si quieren o no que haya un referéndum por el tema de la ley de aborto.
Para seguir adelante con el proceso se necesita que el 25 % del padrón electoral, unas 654.000 personas, apoyen con su voto el pedido de referéndum.
La ley, aprobada a finales de 2012 y que entró en vigencia el pasado enero, “asegura los servicios sanitarios” a las mujeres y “saca de la clandestinidad” el aborto, agregó Abracinskas.
La práctica del aborto “no es para promover” pero es “una realidad” del país y “un problema” que la nueva legislación “atiende al menos de manera parcial al garantizar la salud de las mujeres”, destacó la coordinadora de MYSU.
En la campaña a favor de mantener la vigencia de la ley y rechazar la derogación participan una veintena de organizaciones entre ellas Cotidiano Mujer, Mujeres de Negro, Comisión Nacional de Seguimiento, el Departamento de Género de la principal central obrera PIT-CNT, Asociación Latinoamericana de Medicina Social, Red de Género y Familia, Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) y Red Nacional de Personas Trans, y otras.
A nivel popular “hay gran desinformación” y con esta campaña “buscamos explicar las razones” por las cuales la ley de interrupción voluntaria del embarazo “se debe mantener”, agregó.
La nueva legislación de interrupción del embarazo, que fue aprobada con escasa mayoría y en medio de una gran controversia por las dos cámaras parlamentarias, despenaliza el aborto en caso de mujeres mayores de edad y hasta la semana 12 de gestación siempre que se sigan ciertos procedimientos regulados por el Estado.
Así, las uruguayas y las extranjeras con al menos un año de residencia en el país pueden solicitar la interrupción de su embarazo de forma libre.
Previamente, la paciente debe pasar por una comisión formada por un ginecólogo, un psicólogo y un asistente social que la asesora sobre los riesgos de practicarse un aborto e incluso sobre la posibilidad de culminar su embarazo y dar al niño en adopción.
Después tiene cinco días para reflexionar y si luego ratifica su voluntad se le practica el aborto, farmacológico y siguiendo los criterios recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
En enero pasado, primer mes de aplicación efectiva de la ley, se realizaron unas 200 interrupciones de embarazos en el país, según las únicas estimaciones oficiales que se conocieron.
A pesar de que hasta ahora estuvo penado por la ley, en el país se practican más de 30.000 abortos anuales según cifras oficiales, aunque la realidad podría doblar ese número de acuerdo con organizaciones no gubernamentales.

18 pensamientos en “Organizaciones sociales uruguayas inician defensa de la ley de aborto

  1. abortarenasturias.com Autor de la entrada

    España, Uruguay, ¿Cuál será el siguiente? parece que a los gobiernos, bajo los dictados de la iglesia, y basándose una doble moral cada vez les gusta mas decidir que debe o no debe hacer una mujer ante una decisión tan personal y difícil como es no continuar con un embarazo no deseado.