Los abortos en menores de 20 años caen en un lustro más de tres puntos

Raquel Santamarta

La discrepancia del PP con la actual Ley de Salud Sexual y Reproductiva se centra en que las menores de edad puedan abortar sin el consentimiento expreso de sus padres, y en que, a su entender, no se respeta la doctrina del Tribunal Constitucional (TC) sobre la protección de los derechos del no nacido. Pero, analizando los datos de las interrupciones voluntarias del embarazo realizadas en la provincia en el último lustro, se observa que el porcentaje de mujeres con menos de 20 años que decidieron abortar en 2010 se situó en un 13,85 por ciento, cuando en 2006 era de un 17,12 por ciento.

El peso de este tramo de edad en el total de interrupciones voluntarias del embarazo se situó en 2010 en el 13,85%, pero el PP quiere reformar la ley para exigir el consentimiento paterno

Un total de 137 jóvenes en las primeras dos décadas de la vida no continuaron con su gestación en 2010 en la provincia. Teniendo en cuenta todos los tramos de edad, esta difícil decisión alcanzó a 989 ciudadrealeñas. «La mayoría de las menores llegan acompañadas por sus padres, las que no vienen con ellos suelen encontrarse en una situación de dificultad social o bien han decido no hacerles partícipes de su decisión por tener una postura abiertamente contraria al aborto», aseguran desde la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (Acaive). Además, inciden en el peso de la inmigración, puesto que un 30 por ciento de las interrupciones tienen lugar en extranjeras.

Desde Cire, el único centro autorizado desde 1994 para la práctica de esta actividad en la provincia, su propietario, Sergio Muñoz, precisa que «en Ciudad Real no hay ninguna menor de 18 años que haya ido sola a abortar». Un cambio en la normativa, a su juicio, supondrá «un retroceso total», cuando «la ley funciona perfectamente y respeta la libre decisión de la mujer». De producirse, se bloquearía una salida que «abriría de nuevo la puerta a métodos clandestinos e ilegales». Además, argumentan que el Código Civil, en su artículo 320, prevé la emancipación a partir de los 16 años, es decir, la posibilidad de disponga de su persona y patrimonio igual que un mayor de 18.
Con las últimas estadísticas publicadas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en la mano, relativas a 2010, se observa que el incremento del siete por ciento en la cifra de abortos se acentúa en las jóvenes de entre 25 y 30 años.

Los comentarios están cerrados.