Diafragma, un anticonceptivo sin hormonas

Existen muchos métodos anticonceptivos, muchos de ellos utilizan hormonas  pero hay mujeres que no quieren o no pueden hormonarse.  En estos casos hay que buscar alternativas y una buena opción es el diafragma.

Consiste en un capuchón de goma flexible que se introduce en la vagina asegurándose que cubre el cuello del útero en su totalidad. Se colocara 10 minutos antes de la relación sexual  con penetración y se retirara 8 horas después de la misma, debe usarse conjuntamente con espermicida y se aplicará mas espermicida en cada coito.

Una vez retirado debe lavarse con agua y jabón neutro, secarlo bien e impregnarlo con polvos de talco. Antes de su uso siempre debemos comprobar que está en buen estado sin roturas ni desgarros  y cada dos años debe cambiarse de diafragma.

Utilizándolo de manera correcta  es un método bastante seguro con una efectividad del 80%.  Hay que tener en cuenta que no protege de las enfermedades de trasmisión sexual.

Si deseas  empezar a utilizar un diafragma debes consultar con tu ginecolog@, para que te aconseje cual es el tamaño más adecuado y la manera correcta de utilizarlo y conservarlo.

Etiquetado en: ,